Naciones Unidas de las Letras-ForosJUAN DISANTEECLIPSE TOTAL DEL SOL ABRIL 8.202 LAS RELEWCAIONES DE UNA CORONA MAJESTU0SALA VORAGINEDIA INTERNACIONAL DE LA POESIA 2024LABORATORIO DE LA VEJEZ. UN EXPERIMENTO EN EMPATIA CONDIA INTERNACIONAL DE LA MUJERDía Internacional de la mujerDIA INTERNACIONAL DE LA POESIA 2023Simposio Internacional Multidisciplinario de Reingeniería, Innovación e Industria Educativa 2022SAN MARTIN - EL LIBERTADOR DE LOS ANDESCRUZANDO FRONTERAS LA INDIA DE HOY,El poder curativo de la PoesíaLa Poesía a través del tiempoVida y pasión de la poesíaLa Poesía y los DiosesLa Poesía en la vida de los MilitaresDía Internacional de la Poesía 2023Como llueve Amor ¡Como llueve!Dia Mundial del Medio AmbienteDia del escritorDía Internacional de los Derechos HumanosDía de la RazaDía del amor y la amistad 2013Poemas para salvar el Agus ForoQuijotismo y otras lecturasEcce HommoArde la AmazoníaArtes plásticas y LiteraturaAlternativas a la impotencia y la tristezaAbismos Insondables Quien no quiere ser felizEl tiempo es una deidad tranquilaEl Tiempo NO es una deidad tranquila.Syria Holocausto Siglo XXI12 meses de Trazos de LuzForo del Amor San Valentin 2023Día Internacional de la PazEn marcha por los senderos del aguaÉxtasisGarcilazo de la VegaEscuela Pública Autogestionada Nº8 Leonardo Da VinciEL SENTIDO DE LA VIDADIA DE SAN VALENTIN 2024

UNILETRAS/ECLIPSEt.jpg

VIDEOS DE LA CORONA SOLAR ECLIPSE TOTAL DEL SOL. ANTARTIDA 2020. OPRIMA ESTE VINCULO

El eclipse solar revelará una impresionante corona, predicen los científicos
Predecir cómo se verá el sol durante un eclipse solar total es un ejercicio útil para los científicos en la larga búsqueda por comprender cómo funciona nuestra estrella.
POR MEGHAN BARTELS
 
Una visualización de cómo aparecerá la estructura del campo magnético prevista de la corona solar el día del eclipse, el 8 de abril de 2024.
Predicción de Predictive Science Inc. una semana antes de cómo se verá el campo magnético del sol el día del eclipse, el 8 de abril de 2024. Predictive Science Inc.
Espacio y física
Este artículo es parte de un informe especial sobre el eclipse solar total que será visible desde partes de EE. UU., México y Canadá el 8 de abril de 2024
Los cazadores de eclipses solares tienen buenas razones para esperar una vista particularmente espectacular el 8 de abril, cuando la luna pase brevemente por delante del sol.
Pero no todo el mundo se contenta con esperar hasta el gran momento para ver cómo será el sol. Un equipo de científicos está utilizando supercomputadoras y datos muy recientes para predecir la apariencia de la atmósfera exterior del Sol, o corona. La región sólo es aparente durante un eclipse solar total, cuando la Luna bloquea con precisión la luz de la superficie visible del Sol, por lo que el ejercicio permite a los científicos poner a prueba su comprensión de cómo el campo magnético del Sol gobierna la atmósfera de la estrella.
Y hoy en día ese campo magnético es súper activo, lo que hace que a los investigadores les resulte aún más difícil anticipar la imagen de la corona. "Al comenzar esto sabíamos que el sol es muy dinámico ahora. Está cerca de la fase máxima del ciclo solar", dice el heliofísico Jon Linker, presidente y científico investigador principal de Predictive Science Inc. Él y sus colegas se aventuraron por primera vez a modelar la corona durante los eclipses a mediados de los años 1990. La física básica reflejada en el proceso se ha mantenido constante durante tres décadas, aunque la tecnología de cálculo y los datos de entrada han avanzado considerablemente.
Y este año el equipo está abordando un nuevo desafío: actualizar continuamente la predicción a medida que llegan nuevos datos. En años anteriores, Linker y sus colegas han utilizado datos del campo magnético recopilados unos 10 días antes del eclipse. Pero este año la simulación durará unas tres semanas en total. El ejercicio ha sido esclarecedor, afirma. "Ya podemos ver que la corona que predecimos el día del eclipse ahora tiene diferencias con la corona que habríamos predicho al comienzo de nuestros cálculos", dice Linker.
Linker y sus colegas están haciendo predicciones tanto para el campo magnético en el momento del eclipse como para la vista de la corona desde la Tierra. Aunque los humanos no pueden ver los campos magnéticos, los observadores de eclipses deberían esperar ver una vista de la corona que se encuentre en cierto modo entre las dos simulaciones, señala Linker, porque los ojos humanos pueden captar más detalles y estructura en la corona durante la totalidad de lo que es visible. las predicciones coronales básicas de luz blanca. (Antes y después de la totalidad, recuerde usar gafas de eclipse para proteger sus ojos cuando mire al sol).
Otra característica útil en el sitio web del equipo muestra cómo aparecerá el sol desde cualquier punto a lo largo del camino de la totalidad. Esto es valioso porque la orientación del sol cambia según se ve desde diferentes lugares de la Tierra, con una rotación de casi 90 grados visible entre el oeste de México, donde la sombra de la luna tocará tierra por primera vez, y el este de Canadá, el último trozo de tierra donde se verá la totalidad. A diferencia del campo magnético de la Tierra, que surge del núcleo del planeta y es más o menos estable en escalas de tiempo humanas, el campo magnético del Sol se deforma y deforma a lo largo de un ciclo de 11 años a medida que la estrella gira. A partir de ese campo magnético cambiante surge un patrón en las predicciones del equipo de espectaculares picos blancos intercalados por espacios oscuros. Este eclipse contrastará marcadamente con el eclipse de costa a costa de 2017 en los EE. UU., cuando el sol estaba cerca del mínimo de su ciclo y la corona estaba más tranquila y menos estructurada.
Incluso en una era en la que varias naves espaciales se dedican a observar el sol, un eclipse es una oportunidad única para comprender nuestra estrella, en particular su corona inferior. Ningún instrumento fabricado por el hombre es tan bueno como un eclipse total para bloquear sólo el disco visible del sol y nada más para revelar toda la corona. "Nunca ha habido un disco de ocultación como la Luna; es el mejor disco de ocultación que jamás haya existido", dice Linker.
Aún así, el proyecto de predicción se ha beneficiado enormemente de las naves espaciales lanzadas recientemente. Este año las predicciones incorporarán datos del Solar Orbiter, una misión de la Agencia Espacial Europea que se lanzó en 2020 y está diseñada para ofrecer una vista poco común de los polos de la estrella. La sonda ofrecerá una valiosa visión del campo magnético del Sol desde una perspectiva diferente a la mayoría de las observaciones disponibles, que se han realizado a lo largo de una línea directa entre el Sol y la Tierra.
Predecir la corona del sol durante un eclipse no es sólo un buen truco. Requiere una comprensión del campo magnético del Sol, el mismo campo magnético que gobierna los estallidos de plasma y radiación que pueden afectar la vida en la Tierra y sus alrededores. Estos fenómenos, denominados colectivamente clima espacial, pueden poner en peligro los satélites de navegación y comunicaciones en órbita, así como la red eléctrica. Pero a diferencia del clima terrestre, los científicos aún no pueden hacer pronósticos avanzados y precisos del clima espacial.
Linker espera que el trabajo predictivo de su equipo, particularmente la aventura de este año en el modelado continuo, acerque a los científicos un paso más hacia ese objetivo, dice. "Creemos que este nuevo paradigma de modelización es realmente interesante para la futura predicción del clima espacial porque se parece mucho más a cómo se hacen las predicciones meteorológicas".
 
 
MEGHAN BARTELS es una periodista científica que vive en la ciudad de Nueva York. Se unió a Scientific American en 2023 y ahora es reportera de noticias senior. Anteriormente, pasó más de cuatro años como escritora y editora en Space.com, así como casi un año como reportera científica en Newsweek, donde se centró en las ciencias espaciales y terrestres. Sus escritos también han aparecido en Audubon, Nautilus, Astronomy y Smithsonian, entre otras publicaciones. Asistió a la Universidad de Georgetown y obtuvo una maestría en periodismo en el Programa de Informes sobre Ciencias, Salud y Medio Ambiente de la Universidad de Nueva York.