Naciones Unidas de las Letras-ForosDIA INTERNACIONAL DE LA POESIA 2022Simposio Internacional Multidisciplinario de Reingeniería, Innovación e Industria Educativa 2022SAN MARTIN - EL LIBERTADOR DE LOS ANDESCRUZANDO FRONTERAS LA INDIA DE HOY,El poder curativo de la PoesíaLa Poesía a través del tiempoVida y pasión de la poesíaPoesía al OleoLa Poesía y los DiosesLa Poesía en la vida de los MilitaresDía Internacional de la Poesía IDía Internacional de la PazDía Internacional de la mujer 2018Dia Mundial del Medio AmbienteDia del escritor argentino **Día Internacional de los Derechos HumanosDía de la RazaDía Internacional de la mujerDía del amor y la amistad 2013Dia de la MadrePoemas para salvar el Agus ForoQuijotismo y otras lecturasEcce HommoArde la AmazoníaSoy el Hijo de la calleArtes plásticas y LiteraturaAlternativas a la impotencia y la tristezaAbismos Insondables Quien no quiere ser felizEl tiempo es una deidad tranquilaEl Tiempo NO es una deidad tranquila.Syria Holocausto Siglo XXI12 meses de Trazos de LuzForo del Amor San Valentin 2016Día Internacional de la PazEn marcha por los senderos del aguaÉxtasisGarcilazo de la VegaEscuela Pública Autogestionada Nº8 Leonardo Da VinciEL SENTIDO DE LA VIDA

DIA DE LA RAZA. (Dia de la Colombianidad en Memoria de Héctor José Corredor Cuervo ) 

TODO TITULO SUBRAYADO ES VÍNCULO A LA PÁGINA CORRESPONDIENTE

Los Derechos de Autor de todos y cada uno de los escritores  publicados en este portal están protegidos por estatutos y registros editoriales internacionales. ©®

UNILETRAS/hector.jpg

¿QUÉ ES PATRIA?

 

Patria es el inmenso llano, el río, el estero,
la pradera, el nevado, la gran cordillera
que al crear el mundo Dios la hizo de primero
para que luciera cual flor de primavera.
 
Patria es oro puro, de color amarillo,
es el azul del cielo que va al infinito,
es el rojo de sangre de un pueblo sencillo
que marcha a la gloria con el Señor Bendito.
 
Patria es el chigüiro, el zorrillo, el caimán,
la mula, la cabra, el mico, la hermosa fiera;
la espiga dorada sembrada por gañán,
que nutre bien el alma y da la vida eterna.
 
Patria es la dulce gaita, la salsa, el danzón,
 el pasillo, el joropo y la grata tonada;
las notas alegres de un bello acordeón
que alegran la vida desde la alborada.
 
Patria es la magnolia, los nardos y jazmines
que impregnan el aire con sus gratos olores,
dejados al paso por nobles querubines 
que vienen desde el cielo, aromando las flores.
 
Patria es el hogar donde nacen los anhelos
de llegar al final con honor verdadero,
donde se hacen versos en noches de desvelo
mirando la galaxia, la luna y el lucero.
 
Patria es la creencia, los usos y costumbres
que hacen de los pueblos algo diferente,
es la tumba callada de aquellos mayores
que vieron llegar auroras con sol naciente.
 
Patria es la sangre que circula por las venas
cual río caudaloso entre piedras y riscos,
que ahoga injusticias y tritura cadenas
para que ovejas abandonen los apriscos.
 
Patria es esta lengua de insólitos prodigios
que permite pintar conciertos de turpiales,
con voces en versos de puros florilegios
y que luce altiva como pavos reales.
 
Patria es la nostalgia, la alegría y los sueños
que llevo en mis entrañas como ser humano,
con las nobles pasiones y vivos empeños
y este gran orgullo de ser un colombiano.

A la patria no le pido nada, tan solo quiero seguirle sirviendo
con honor y honestidad hasta la muerte".
Coronel Héctor José Corredor Cuervo.

 

PATRIA

Eres el suelo que guarda
el polvo de mis muertos,
y que hace temblar mi corazón
en la distancia.

Eres la historia que se confunde
con la historia de mi casta
y el porvenir que aguarda
la savia de mis deudos.

Eres la emoción que una nota marcial
convierte en lágrima;
ausencia hecha nostalgia
en la orfandad que nace en el exilio.

Eres el aire que se escapa en mis suspiros,
el mismo que aspiro en mis mañanas,
y el soplo vital que corre por mis venas.

Eres mi cuna y potencial mortaja,
feudo grandioso
que sin ser mi heredad
me pertenece.

Eres mi tradición y mis creencias,
mi forma de ser y de expresarme,
impronta y troquel,
mi sello hasta la muerte.

Eres el cielo que imagino propio
y el suelo en que no me siento extraño;
eres la exaltación que me convierte en héroe:
mártir dispuesto a lucir tu pabellón como sudario.

Eres urdimbre de recuerdos rancios,
memoria de gestas que me jactan,
invocación de mitos y leyendas,
evocación de infortunios y calvarios.

Eres la estirpe en que se hermana
el prohombre del busto patinado
y la humanidad del humilde ciudadano.

Eres en últimas...
el alma del terruño
confundida con su par en mis entrañas.

LUIS MARÍA MURILLO SARMIENTO MD

 

UNILETRAS/3.jpg


La Tertulia Tienes la Palabra

 

En este mes de la raza, hacemos Reconocimiento del aporte de la cultura negra a la poesía Colombiana. "Por que me dicen morena? / Si moreno no es color / yo tengo una raza que es negra, / y negra me hizo Dios..." Mary Grueso


 

Presagios de esclavitud


De mis ojos brotan grandes lágrimas, profundas y pesadas, tristes y defraudadas ¿Dónde ha quedado la enseñanza?
¿Adónde se fue la añoranza? He gestado un pueblo en lo más adentro de mí corazón,les mostré cómo brilla el sol,cómo sonríe la luna.
Son expertos en el arte de cazar, de buscar, de encontrar. Nuestro corazón palpita con la misma intensidad que la de esta tierra
que pisan nuestro spies. Un penacho en la cabeza es la corona que portamos con orgullo .Nuestro oro, ¡Tanto oro! Nuestras perlas,
¡Blancas y genuinas! Mi tierra, mía por herencia del mismo Dios. Observo las estrellas, suplico me ayuden,me den una respuesta...
.¿Qué hago con un pueblo ignorante? Han cambiado el brillo de la luna por utensilios que sólo muestran un exterior vano y engañoso.
¿Es que no aprendieron nada?
Mancillan nuestras riquezas por efímeros objetos sin sentimientos. Entregan nuestras mujeres, cómo si fueran mercancía;
sonríen ante el hombre blanco y se humillan cuando deberia ser el hombre blanco el que pida clemencia.
Su maldad y tiranía viene oculta tras unos ojos azules que engañana mi gente. Somos una raza única, pelo azabache,ojos cómo las pepas del café,
y un color de piel que asemeja al cacao mismo, porque la misma tierra nos ha engendrado. Mi pueblo sucumbe ante el encanto,se ha dejado seducir...
¡Que tristeza! Como han defraudado a la madre tierra que los parió. Como una profecía, cómo una pesadilla llegan pensamientos de esclavitud a mi cabeza.
Y sucumbo ante el pánico, unas flechas contra armas de fuego.. ..Cómo demonios, arrancan el alma al impactar sin darnos tiempo si quiera de reaccionar.
Tonto pueblo, se dejó engañar... Apiadate Ceador... Apiadate pronto... Antes que la muerte y la sangre seann uestros símbolos de honor.
Rebeca Elizabeth Morales Vitas  Venezuela

UNILETRAS/2.jpg

 

MI SANGRE INDIA (Homenaje al día de la raza 12 de octubre) 

Raza de tez canela
y sus pupilas fulgor...
¿Qué pensamiento escondes?
¿Qué buscas en la vida?
¿Qué imploras a tu dios?
¿Qué sueña tu silencio?
¿Qué sabe tu señor?

Raza fuerte en la tristeza
perseverante en el afán.
Ahí no más, encuentras siempre
cuanto deseas encontrar.

Aprendo de ti lo que me es fácil
pues tengo sangre ancestral;
veo como tú, de toda lejanía
un horizonte familiar.

¡Oh raza antigua y misteriosa!
Tu sangre en mis venas corre...
Si me preguntas que prefiero;
laurel, cruz, espina o flor,
un beso que extinga mis suspiros,
o hiel que colme mi canción...

Respondería con beneficio de duda:
¿Qué sabe de arcanos tu señor?

 

Gloria Elena Gutiérrez Ortiz E (Guti) 


DE LEYENDA

 

De un bellísimo Arco Iris, por Oriente,
bajó Bochica con su manto y cetro de oro,
entusiasmado.
Miró la amplia sabana y montes que la abrazan
entre murmullo de aguas y vuelos de las aves.
Pasó por pantanos y colinas
visitando e instruyendo a los hijos de Bachué
en sus casas de bahareque y sus cercados.
Les regaló el maíz sembrando granos de oro
y del cacique puso en ellos, su bonita barba.
Les enseñó a cuidar los surcos, con cariño,
y a escoger del zocam (año)
las fechas de cosecha y de las mandas.
Estableció su vivienda entre las nubes
porque a los bogotaes, Bochica aconseja y manda.
Por eso Tisquesusa y sus ancestros
consideran  a Bochica,
el enviado de su dios
Chiminigagua.
 
Cecilia Lamprea de Guzmán

 

UNILETRAS/The_Adoration.jpg

"DÍA DE LA RAZA"

Una vez más se nos viene encima en el calendario el 12 de octubre sin que se pueda - a mi criterio -, distinguir bien qué se festeja en este día, aparte de los generalizados deseos de practicar el turismo en tiempo primaveral. Es que el rechazo que se pretende hacia el descubrimiento, hacia la conquista y hacia el pueblo que la realizara es negar nuestra historia, las esencias de lo que somos, nuestras raíces y nuestra raza. Ese rechazo -de algunos indigenistas-, a lo que nosotros somos lo realizan de la misma manera, como es natural que sea, en esa lengua española que la mitad de América habla gracias a la conquista que ellos lamentan. Incuestionablemente si la conquista no se producía no hubiéramos tenido un modo de trascender más allá de los menguados límites a que se reducía el hábitat de la tribu. Sin la conquista no hubiéramos tenido la escritura, con la que ellos difunden su pensamiento. Algunos - sin derecho alguno -, protestan por un despojo de tierras, exigiendo su devolución, en nombre de comunidades trashumantes, nómades, que han carecido del concepto de propiedad de la tierra, concepto que las culturas clásicas heredaran de antiquísimas comunidades arias de la India. En una sociedad como la nuestra, que rechaza las discriminaciones raciales, pretenden tratos especiales para ciertos individuos en razón de las etnias de las que, con purezas bastante discutibles, algunos dicen descender. Reclaman mejores condiciones higiénicas y atención médica para comunidades que seguramente las precisan y las merecen, al mismo tiempo que reivindican las ciencias de pueblos que sólo conocieron las artes mágicas del brujo de la tribu. Así, al congratularme al 12 de octubre que se acerca y a todo lo que esta fecha representa, interpreto que no contradigo los anhelos de los modernos indigenistas, pues ellos también adhieren, en la práctica y aunque no lo reconozcan, a la lengua española, a la escritura y a la aritmética, al uso de la rueda, a las ciencias médicas, al concepto de propiedad territorial, valores todos que se aprecian y que en América existen gracias al descubrimiento y a la conquista. A este homenaje me permito extenderlo abarcando también la figura prócer de Don Hipólito Yrigoyen, quien a esta fiesta le dio el nombre de DÍA DE LA RAZA. Yrigoyen, en el texto de su decreto, nos enseñaba y exhortaba no olvidar el pasado, al decir magistralmente: "la España, descubridora y conquistadora, volcó sobre el continente enigmático y magnífico el valor de sus guerreros, el denuedo de sus exploradores, la fe de sus sacerdotes, el preceptismo de sus sabios, las labores de sus menestrales y, con la aleación de todos estos factores, obró el milagro de conquistar para la civilización la inmensa heredad en que hoy florecen las naciones a las cuales ha dado, con la levadura de su sangre y con la armonía de su lengua, una herencia inmortal que debemos afirmar y mantener con júbilo y reconocimiento". Y así, con júbilo y reconocimiento, a una acción descubridora y conquistadora cuyos frutos somos los pueblos de media América, debemos congratularnos con la fecha y agradecer al presidente que la instituyera como día de la raza. Y no con el ambiguo nombre de Diversidad Cultural Americana con que la que se la pretende conmemorar y que no ha sido aceptado por la mayor parte de la sociedad.

Dr. Jorge Bernabé Lobo Aragón

 

 

"DÍA DE LA RAZA"  Por Cecilia Lamprea de Guzman
 


Con este título, el Dr. Jorge Bernabé Lobo Aragón, en UNILETRAS, comenta la llegada de Cristóbal Colón a la isla de Guahanani, hoy San Salvador, el 12 de octubre de 1492. Dice que: "... al congratularme (con el) 12 de octubre que se acerca y a todo lo que esta fecha representa, interpreto que no contradigo los anhelos de los modernos indigenistas, pues ellos también (se) adhieren, en la práctica y aunque no lo reconozcan, a la lengua española, a la escritura y a la aritmética, al uso de la rueda, a las ciencias médicas, al concepto de propiedad territorial, valores todos que se aprecian (y) que en América existen gracias al descubrimiento y a la conquista".Hace mención de "la figura prócer de Don Hipólito Yrigoyen , ([1] Hipólito Yrigoyen (1852-1933): político argentino, dos veces presidente de la nación (191928-193016-1922 y 1028-1930). quien a esta fiesta le dio el nombre de DÍA DE LA RAZA" y, en el texto de su decreto, nos enseñaba y exhortaba no olvidar el pasado, al decir magistralmente: "la España, descubridora y conquistadora, volcó sobre el continente enigmático y magnífico el valor de sus guerreros, el denuedo de sus exploradores, la fe de sus sacerdotes, el preceptismo de sus sabios, las labores de sus menestrales y, con la aleación de todos estos factores, obró el milagro de conquistar para la civilización la inmensa heredad en que hoy florecen las naciones a las cuales ha dado, con la levadura de su sangre y con la armonía de su lengua, una herencia inmortal que debemos afirmar y mantener con júbilo y reconocimiento". Termina diciendo: "con júbilo y reconocimiento a una acción descubridora y conquistadora cuyos frutos somos los pueblos de media América, debemos congratularnos con la fecha y agradecer al presidente que la instituyera como Día de la Raza..." (Dr. Jorge Bernabé Lobo Aragón).


Como maestra colombiana, atenta observadora del desarrollo político de las administraciones de gobierno en Colombia, durante más de ocho décadas y, lo que han producido de igual y diferente otros de nuestros países latinoamericanos, he conocido mitos y consecuencias que nos han limitado el pensamiento, discriminado y manejado a nivel de otros principios que aún entorpecen la razón y perspectivas de aspirantes y elegidos en cada período de elecciones.


Como aporte a este reconocimiento, en primer lugar, quiero resaltar que sus herederos de hoy, somos mestizos. Nuestra identidad es diferente. Hasta el momento (2021), no se ha desarrollado una filosofía latinoamericanista. Los que poseen el poder de liderazgo, no se han educado para crear y hacer próspero el país. El sistema educativo, en este momento es neutro: no inspira el orgullo del sentirse colombiano. Desconoce la importancia de la creatividad e investigación de los maestros que adecúan su enseñanza al territorio donde ejercen su docencia.

Se ha endurecido el corazón y se ha tratado de atacar la memoria.

Pienso, con cariño por mis hijos, nietos y bisnietos, que es oportuno dar a conocer algunos aspectos interesantes de nuestra cultura:Nadie nace aprendido, pero el grupo social en que se desarrolla un niño, marca su personalidad, orienta sus tendencias. Por esto, no basta una ley. Es necesario escuchar razones y experiencias: En los ancianos, se acumulan saberes y vivencias que resonaron bien o mal y pueden aplicarse para llegar a mayores, siendo sabios, honestos, positivos.En los niños, hay dinámica de razones por observación y percepciones de avanzada. Su continua actividad les permite conocer otros escenarios en los paseos y lecciones fuera del aula. Es mejor ir a la montaña que dibujarla. Sentir el agua que corre en la quebrada, que pintarla de azul. Saber de una sabia respuesta del papá, de la mamá, del maestro, del que sabe, es aprender mejor que leer definiciones en el diccionario que, para su corta edad, les son difíciles de contextuar.


Los adultos no atienden, no responden por falta de academia o por exceso de dedicación al trabajo, las preguntas de los niños. En muchas personas, ejercer la profesión se vuelve adición y nos les queda tiempo para reconocer a sus propios hijos ni familia. Desconocen el deber de fidelidad y gratitud a quienes les ayudan y acompañan. Reemplazan lo afectivo del hogar por viajes y otros placeres que no duran mucho tiempo.

Hoy, convoco a la reflexión, a la gratitud y la nobleza que lleva a la cordura. Esto debe guiarnos a superar la violencia, la ignorancia y la pobreza.

Recomiendo:Apreciar lo que somos, lo que tenemos. Formar nuestra identidad y personalidad situada en el país que nos ha correspondido, para crear ideales que eleven nuestra calidad de vida física, moral, social-espiritual, académica y productiva. Cultivar el arte, la ciencia y la piedad para poder aportar mayores valores a la cultura. Aprender de quienes saben y manejan e investigan recursos del ambiente..., sin mirar atrás ni echar culpa al pasado, porque ninguno de sus actores nos puede responder... ni defenderse.Durante el S. XVI, en menos de 50 años, la civilización del Siglo de Oro del imperio europeo de Carlos V, se trasplantó con éxito a América Latina. ¿qué de nosotros, hasta este momento, hemos descubierto y embellecido-apropiado para ofrecerlo a otros continentes?Cecilia Lamprea v. de Guzmán Octubre 12 de 2021