TODO TEXTO SUBRAYADO ES VINCULO AL TEMA DE SU ENCABEZAMIENTO

 

¡Soy el Hijo de la Calle!

Audio  Declama Joseph Berolo Autor


/Eu sou o filho da rua/ Je suis le fils de la rue /I am the son of the street
By Joseph Berolo 2005   


CONTENIDO DE ESTE PORTAL

Sentimientos de 

StreetKids.jpg

NELLY  ANTOKOLETZ

Hilda Interiano Honduras q.e. p.d.


Adolfo Caballero Guirado -Mexico    


Irene Mercedes Aguirre, Buenos Aires, Argentina,


Sara Catalina Carubin Marienhoff Mendoza, Arg.


Laura Hernández Muñoz México


Isabel Cristina Murrieta México


Ernesto Kahan Israel


Carlos Anibal Arboleda Martines Uruguay


Marita Ragozza De Mandrini Argentina


Cristina Oliveira Chávez USA


Susana Roberts Argentina


Arminda Amalia Ciucio Argentina


Patty Dall Argentina


Marga Mangione Argentina


Mary Acosta (Bs. As. - Argentina


Pastor Amadeo Albuquerque Lara Nicaragua 

¡YO Acuso!

Los Derechos de Autor de nuestros colaboradores están protegidos por estatutos y registros editoriales internacionales. Nos reservamos el derecho de editar, publicar y/o rechazar las contribuciones recibidas.

SOY EL HIJO DE LA CALLE

---Recorriendo los tugurios de la gran ciudad-- cualquier urbe en cualquier lugar del mundo.
me encontré con EL . FUI EL. SOY EL. 

65053D.jpg





De viaje estoy. 
Voy de regreso al Rio, 
a la fuente de la espina del hastío

... 
Voy hacia el vientre 
que engendró un día 
la suerte de mi sangre, 
la arteria que vertió 
la dicha de mi Vida
y la tragedia de sufrirla.

Voy al ímpetu voraz de sus pasiones, 
al mismo instante 
cuando no fui ni un suspiro 
ni un lamento, ni un quejido... 
cuando nadie me creyó un lucero 
ni fui un sueño de amor 
en la hora de su entrega-
la de cualquier mujer-

Voy a descubrir mi origen 
en la entraña misma 
de la noche de placer
que albergó la fantasía 
de una hembra consumida 
por la fuerza de un deber.

Soy la semilla 
que sembró en sus eras 
el pirata de su dicha... 
¡Soy! ¡Existo!
pero nada se 
de si hubo alguien 
que quisiera que existiese. 

No tengo nombre alguno.
Me llamo: ¡Hijo de la Calle!
Yo la llamo ¡Madre!
Tiene senos pétreos,
por sus  tortuosas venas
corren manantiales de concreto,
vinagre cementado,
jugos negros desechados
brotan bajo mis pies desnudos--
por su cauce voy
sin rumbo y sin cariño
...

No tengo nombre alguno.
Me llamo: ¡Hijo de la Calle!
Yo la llamo ¡Madre!
Tiene senos pétreos,
por sus rugosas venas
corren manantiales de concreto,
vinagre cementado,
jugos negros desechados
brotan bajo mis pies desnudos--
por su cauce voy
sin rumbo y sin cariño.

hiojosdenadie.JPG

Soy la multitud sin rostro
que marcha por la tierra
reclamando cuna, apellido, etnia,
frutos a las rocas
un racimo de uvas
al espino
y una gota de agua dulce
a la salina inmensidad del mar.
...
Soy el viajero de la estepa
que marcha la ventisca
del tiempo y de la arena
sonriéndole al olvido
que acompaña la tristeza.
...

Soy... porque una vez
en un secreto ayer
me concibió el despecho,
me parió el misterio,
me bautizó un duende
y me otorgó ciudadanía
la calle donde vi la luz del día. 

Soy el hijo de nadie...
Soy el hijo de un instante
que en la sombra
de un insólito paraje
vio llegar la Vida
y vio pasar su sombra
y ni siquiera sombra hizo
cuando pasó de largo.

Fuente de origen
DOLOR.JPG
www.google.com. STREEt CHILDREN

...

Mi madre no tiene nombre...
Solo se que duerme bajo cielo abierto
y se abriga con las nubes del desierto...
Solo sé que me parió
como paren los volcanes--
su lava me arrastró
al confín de mis pesares.

Pero tengo Madre...
y a cada instante pare
y no me deja solo...
¡Tengo hermanos tantos
que ya no caben
en el feudo de mi calle!
Soy la multitud
de arrojos
que la llaman Madre...

Soy aquel que concibió la noche... 

SOY EL HIJO DE LA CALLE.

Joseph Berolo

copyright 2010 

StreetKids.jpg

streetchild07.jpg


Eu sou o filho da rua
--- Visitando as favelas da cidade grande - qualquer cidade em qualquer lugar do mundo.
Eu o conheci. Foi ele. SOU ELE.  
 
 
Estou em viagem.
Eu vou voltar pro rio
para a fonte do espinho do tédio.
 
Eu vou na barriga
que gerou um dia
o destino do meu sangue,
a artéria que derramou
a alegria da minha vida
e a tragédia de sofrer isso.


Eu vou para o momento voraz de suas paixões,
ao mesmo tempo
quando eu não era um suspiro
Não é um arrependimento, nem um gemido ...
quando ninguém acreditou em mim uma estrela
Eu não era um sonho de amor
no momento da entrega-
o de qualquer mulher
 
Vou descobrir minha origem
no próprio intestino
da noite de prazer
que abrigava a fantasia
de uma mulher consumida
por força de dever.


Eu sou a semente
que ele semeou em sua idade
o pirata de sua felicidade ...
Eu sou! Eu existo!
mas nada que eu saiba
se houvesse alguém
Eu quero que exista.


Eu não tenho nome
Meu nome é: Filho da Rua!
Eu a chamo de mãe!
Tem seios de pedra,
fontes de concreto atravessam
suas ruas sinuosas,
vinagre cimentado,
sucos pretos descartados
brotam sob meus pés descalços--
Eu vou no canal dele
sem rumo e sem amor
 
Eu sou a multidão sem rosto
marchando na terra
reivindicando berço, sobrenome, etnia,
frutas para as rochas
um cacho de uvas
espinheiro
e uma gota de água fresca
à imensidão salina do mar.
...
Eu sou o viajante das estepes
Marchando a nevasca
de tempo e areia
sorrindo para o esquecimento
Isso acompanha a tristeza.
 
Eu sou ... porque uma vez
em segredo ontem
Eu fui concebido apesar
o mistério me deu à luz,
Eu fui batizado por um elfo
e me concedeu cidadania
A rua onde vi a luz do dia.
 
Eu não sou filho de ninguém ...
Eu sou filho de um instante
isso na sombra
de um lugar incomum
viu a vida chegar
e viu sua sombra passar
e nem mesmo a sombra
Quando ele passou
 
Eu não tenho nome
Meu nome é: Filho da Rua!
Eu a chamo de mãe!
Tem seios de pedra,
fontes de concreto atravessam
suas ruas sinuosas,
vinagre cimentado,
sucos pretos descartados
brotam sob meus pés descalços--
Eu vou no canal dele
sem rumo e sem amor.
Editar texto
 
Minha mãe não tem nome ...
Eu só sei que ele dorme sob o céu aberto
e abrigo com as nuvens do deserto ...
Eu só sei que ele me deu à luz
como os vulcões param--
sua lava me arrastou
Para os limites das minhas tristezas.
 

Mas eu tenho mãe ...
e a cada momento pare
e isso não me deixa em paz ...
Eu tenho tantos irmãos
que não cabe mais
no feudo da minha rua!
Eu sou a multidão
de lances
que a chamam de mãe ...
 
Fui eu quem concebeu a noite ...
 
Eu sou o filho da rua.
 


 Je suis le fils de la rue  

streetchild05.jpg


 
Dans les taudis de la grande ville, dans toutes les villes du monde.
Je l'ai rencontré. C'était lui. JE SUIS LE.
Je suis en voyage. Je retourne au  la riviere
à la source de l'épine d'ennui. ...
 
Je vais au ventre
qui a engendré un jour
le sort de mon sang,
l'artère qui a coulé
la joie de ma vie
et la tragédie de la souffrir.
 
Je vais au vorace élan de ses passions,
en même temps
quand je n'étais pas un soupir
Pas un regret, pas un gémissement ...
quand personne ne m'a cru une star
 
Je n'étais pas un rêve d'amour
au moment de la livraison
celui de n'importe quelle femme
... je vais découvrir mon origine
dans l'intestin lui-même
de la nuit de plaisir
qui abritait la fantaisie
d'une femme consommée
par la force du devoir.
 
... je suis la graine
qu'il a semé à son âge
le pirate de son bonheur ...
Je suis! J'existe!
mais rien que je sache
s'il y avait quelqu'un
Je veux que ça existe.

Je n'ai pas de nom
Mon nom est: Fils de la rue!
Je l'appelle mère!
Il a des seins pierreux,
à travers ses 
tortueux rugueuses
ils courent des ressorts en béton,
vinaigre cimenté,
jus noir jeté
pousse sous mes pieds nus
Je vais par son canal
sans but et sans amour.
 
Ma mère n'a pas de nom ...
Je sais seulement qu'il dort à ciel ouvert
et abri avec les nuages ​​du désert ...
Je sais juste que ça m'a donné naissance
comment les volcans s'arrêtent--
sa lave m'a traîné
Aux confins de mes chagrins.
 
Mais j'ai la mère ...
et à tout moment arrêter
et ça ne me laisse pas seul ...
J'ai tellement de frères
qui ne convient plus
dans le fief de ma rue!
Je suis la foule
des lancers
qui l'appelle mère ...
 

Je suis celui qui a conçu la nuit ...

JE SUIS LE FILS DE LA RUE.

 

street-childrenphilippines.jpg


I am the son of the street
 
Running the slums of the big city-- any city anywhere in the world.
 
I met him. It was him. I AM HIM 

I'm on a journey
I'm going back to the river,
to the source of the thorn of boredom 
to the belly
that spawned one day
the fate of my blood,
the artery that poured
the joy of my life
and the tragedy of living.
 
I am on a journey 
to the voracious moment
of His passions,
when I was not a sigh
not a regret, not a groan ...
when nobody believed me a star.
I was not a dream of love
at the time of delivery-
that of any woman
.
I discovered my origin
in the gut itself
of the night of pleasure
that housed the fantasy
of a female consumed
by the force of duty. 

I am the seed
that He sowed in her flesh
the pirate of his bliss ..
I am! I exist!
but nothing I know
if there was anyone
who wanted me to exist. 

I have no name.
My name is: Son of the Street!
I call it Mother!
It has stony breasts,
through her tortuous  veins
run springs of concrete
cemented vinegar,
discarded black juices
sprout under my bare feet--
torn to mud I am 
aimlessly and without love ...

I'm the faceless crowd
marching on earth
claiming cradle, last name, ethnicity,
fruit of rocks
a bunch of grapes
to a hawthorn
a drop of sweet water
in the saline immensity of the sea.
...
I am the steppe traveler
marching to the blizzard
of time and sand
smiling at oblivion
that accompanies sadness

I am ... because once
in a secret yesterday
I was conceived 
the unknown gave me birth,
I was baptized by an elf
and granted me citizenship
the street where
I saw the light of day.

I am nobody's son ...
I am the son of an instant
in the shadow
of an obscure hideaway
I saw life come
and saw his shadow pass
and not even a shadow left
when it passed away.
 
I have no name.
My name is: Son of the Street!
I call her Mother!
It has stony breasts,
through its rough veins
run concrete springs,
cemented vinegar,
discarded black juices
sprout under my bare feet--
I go by his current of mud 
aimlessly and without love.
 
My mother has no name ...
I only know that she sleeps
under the open sky
and shelter with the desert clouds ...
I just know it gave birth to me
the way volcanoes do-
lava dragged me
to the confines of my sorrows.

But I have a Mother ...
and at every moment cares
and it doesn't leave me alone ...
I have so many brothers
that no longer fit
in the fief of my street!
I am the crowd of throws
who call her Mother ...

I'm the one who conceived the night ...
I AM THE SON OF THE STREET.
 
copyright 2010 

 N I Ñ O S  DE L A C A L L E  
Nelly Antokoletz

Directora Diplomática De Comunicaciones Internacionales 2013

Tema  escalofriante  este del desamparo de los niños en la calle. Y somos culpables de callar tal atrocidad, y, por lo tanto, somos CÓMPLICES de este exterminio infantil y adolescente Tenemos un arma que nos faculta para denunciar este crimen internacional, y es la Palabra-¡ADELANTE POETAS DEL MUNDO!  ESTA CRUZADA ES FUNDAMENTAL PARA QUE LOS NIÑOS PUEDAN VIVIR COMO lo QUE SON: ¡ N I Ñ O S!  

 

SOY EL HIJO DE LA CALLE... YO LA LLAMO...¡MADRE!--

Este es uno de los poemas màs bellos escritos en el Planeta. Y pertenece a nuestro querido amigo y hermano colombiano  Joseph Berolo. Tiene todos los elementos vitales para ser un excelente poema: trote amplio y majestuoso, el color de los mejores paisajes, el sabor de una declaración existencial tremenda y esa fuerza que sale de su adentro reclamando un entendido. Lo leemos y nos involucramos en él por su capacidad de contagio y su grandeza. No es como tantos poemas entre comillas que deambulan por el mundo sin destino.En "Soy el hijo de la calle", Joseph Berolo se consagra como un poeta tremendo. No visceral. Tremendo por sus maneras de expresarlo y sentirlo todo. Y en ese maremagnum ordenado canta de todas maneras el reclamo de la vida. Y esa aquiescencia espiritual que todo lo transforma y que mora en sus trigales, en sus reductos de algodón y de entereza.Felicitaciones hermano victorioso. Carlos Garrido Chalèn.Pdte Fundador de la Unión Hispanoamericana de Escritores, UHE. 


 

This is one of the most beautiful poems written on the planet. And it belongs to our dear friend and Colombian brother Joseph Berolo. It has all the vital elements to be an excellent poem: wide and majestic trot, the color of the best landscapes, the flavor of a tremendous existential declaration and the force that comes from within claiming an understanding. We read it and get involved in it because of its capacity for contagionness and its greatness. It is not like so many poems that roam the world without destiny. In "I am the son of the street", Joseph Berolo shows he is a tremendous poet. Not visceral. Tremendous in his ways of expressing and feeling everything. And in that orderly maremagnum he sings the claim of life anyway. And that spiritual acquiescence that transforms everything and that dwells in its wheat fields, in its redoubts of cotton and fortitude. Congratulations, victorious brother. Carlos Garrido Chalèn.Pdte Founder of the Hispano-American Writers Union, UHE.



 

Este é um dos mais belos poemas escritos no planeta. E pertence ao nosso querido amigo e irmão colombiano Joseph Berolo. Tem todos os elementos vitais para ser um excelente poema: trote amplo e majestoso, a cor das melhores paisagens, o sabor de uma tremenda declaração existencial e a força que vem de dentro reivindicando um entendimento. Lemos e nos envolvemos por causa de sua capacidade de contágio e sua grandeza. Não é como tantos poemas em citações que vagam pelo mundo sem destino.Em "Eu sou o filho da rua", Joseph Berolo é dedicado como um poeta tremendo. Não visceral. Tremendo por suas maneiras de expressar e sentir tudo. E naquele maremagnum ordeiro ele canta a reivindicação da vida de qualquer maneira. E aquela aquiescência espiritual que transforma tudo e que habita em seus campos de trigo, em seus redutos de algodão e fortaleza, parabéns, irmão vitorioso. Carlos Garrido Chalèn.Pdte Fundador da União Hispano-Americana de Escritores, UHE

C'est l'un des plus beaux poèmes écrits sur la planète. Et il appartient à notre cher ami et frère colombien Joseph Berolo. Il contient tous les éléments essentiels pour constituer un excellent poème: un trot large et majestueux, la couleur des meilleurs paysages, la saveur d'une formidable déclaration existentielle et cette force qui naît de la volonté de comprendre. Nous le lisons et nous nous y impliquons à cause de sa capacité de contagion et de sa grandeur. Ce n'est pas comme tant de poèmes dans des citations qui parcourent le monde sans destin. Dans "Je suis le fils de la rue", Joseph Berolo se consacre comme un formidable poète. Pas viscérale. Formidable pour ses façons d'exprimer et de ressentir tout. Et dans ce maremagnum ordonné, il chante quand même la revendication de la vie. Et cet acquiescement spirituel qui transforme tout et qui habite dans ses champs de blé, ses redoutes de coton et de courage. Félicitations, frère victorieux. Carlos Garrido Chalèn. Pdte Fondateur de l'Union des écrivains hispano-américains, UHE.

 
 
Pastor Amadeo Albuquerque Lara  mayo 26, 2010 
 
 
Hay hijos de la calle en Nicaragua y en cualquier ciudad del mundo, incluyendo a países desarrollados. Es el grito del poeta Joseph Berolo que con espíritu compasivo retrata la imagen de aquella pobre madre, que también es de la calle "Mi madre no tiene nombre... Solo se que duerme bajo cielo abierto". No importa la ideología del gobernante de turno, siempre hay muchos hijos de la calle. Hermoso sentimiento que han tomado el cuerpo de las palabras, sentimiento hecho poema. Gracias por compartir estas bellas palabras y esa realidad globalizada.
Amadeo

Hilda Interiano  Honduras
mayo 26, 2010 
Se crece Joseph Berolo en su expresividad. Palpamos el sentimiento que este poema lleva entre sus renglones. Es la realidad existente de hoy y de toda la vida. Un final más que interesante: "Soy la multitud de arrojos que la llaman Madre... Soy aquel que concibió la noche SOY EL HIJO DE LA CALLE." Quién podría cambiar esta patética
realidad? Felicitaciones, hermoso poema, HILDA MARINA

Adolfo Caballero Guirado -mayo 26, 2010 
¡Un poema altamente emotivo, profundo y lleno de sensibilidad poética! Estas seis estrofas que extraigo y expongo aquí de nuevo, tienen para mí tan alta calificación literaria que no encuentro vocablos para definirlas como se merecen, así que haciendo uso del francés digo "chapeao".

 

Voy hacia el vientre
que engendró un día
la suerte de mi sangre,
la arteria que vertió
la dicha de mi Vida
y la tragedia de sufrirla.


(R) Irene Mercedes Aguirre, Buenos Aires, Argentina, julio 2011

 

 

Miembro Fundador Naciones Unidas de las Letras

El  tema del hambre, la soledad y las condiciones indignas de existencia golpean a muchos seres en el mundo en general y en nuestra América en grado importante. La lucha por la paz y la armonía de los pueblos reposa en lograr ese equilibrio mínimo para sostener la dignidad del hombre en la tierra.

Así lo expreso aquí con profundo sentimiento de solidaridad con el poema Soy un hijo de la calle de Joseph Berolo:

Pie desnudo

Niño de pie desnudo y agrietado,
hoy te encontré a la vera del camino
que a la Nada conduce, si no sabes
donde quedan las eras y el molino.

Son tus ojos cristales de la angustia;
tus manos -cortajeadas por las latas-
procuran vanamente asir, al menos,
los cocuyos de luz entre las matas.

Te doblas bajo el hambre y el catarro.
Hoy vi en tus pies desnudos, inclemente,
la marca de este tiempo. Y es tu pena

la denuncia de Dios que lanza el barro.
¿Por dónde, arrodillada, humildemente,
lavará cada dedo , Magdalena?

Vergüenza

"Maria Rosa Rzzepka" trudy.rz.5@gmail.com

Bajo un cielo de estrellas tu inocencia,
gambetea el dolor en cada esquina.
Inventando un porqué pa los fracasos.
Purrete abandonado, sin salida.

Que Dios puede pedirte que comprendas
el valor del estudio, de la vida.
Si solo te acompañan las preguntas.
Las respuestas son solo hipocresía.

Sobre un manto de piedras y de ausencias,
van tus pasos esquivando las heridas.
No hay tiempo para juegos de pebete
cuando faltan el techo y la comida.

Que angustia recorriendo tus pupilas
viste burlona el traje de la melancolía
Sordera voluntaria a los insultos;
desgarran tus oídos el desprecio y la ira.

Decime vos purrete abandonado,
contame tus urgencias , tus fatigas
Me asfixio de vergüenza si mis manos
no alcanzan pa aliviar tanta desidia.

 

Sara Catalina Carubin Marienhoff mayo 26, 2010 a las 2:20 pm Mendoza, Arg. No sé si escribo estas líneas con la mente o con mi corazón transido. No sé si estuve en contacto con un poema, un versículo de algún libro sacro, una pintura que resguarda el museo de los talentos. Nada sé, como siempre. Pero siento. Siento hondamente la rudeza de esta existencia que pierde tantas veces el sentido, y otras tantas parece recobrarlo. Sólo entiendo que es Ud. Joseph Berolo, un poeta visceral; en un ser humano, suele igualar a espiritual. Tal vez Ud. no lo advierta. Deje que esta buscadora de cielos transparentes, al casi final de su camino, lo diga: ¡POETA! Sara Carubin Marienhoff. (Delegada de la UHE en Mendoza, Argentina, el desierto redimido por el esfuerzo, recostada al pie de Los Andes.)

LOS NIÑOS DE LA CALLE

El tema es inacabable, los niños de la calle, huérfanos de la sociedad que reniega de su responsabilidad. Este cuento es parte de mi libro de relatos Ángel de alas negras. Espero lo disfruten como yo lo he hecho con los poemas de ustedes que estrujan el alma.

PAISAJE URBANO--  paró frente a los autos detenidos, la lluvia es la escenografía para el acto de malabarismo con tres toronjas. Sus ojos acunados por ojeras medialuna, intentaban mirarnos a través del agua que escurría de su cabeza. No tenía más de doce años, su cuerpo de pequeño hombre vestido con camisa azul y pantalón heredado, trataba de no temblar. Los pies descalzos hundidos en el agua negra, lo urgían a salir para buscar la recompensa. Un minuto. La luz verde exigió a los automovilistas seguir adelante en su húmeda confusión. Él extendió la mano a cada ventanilla empañada. Solo una bajó para dejar salir un sentimiento de culpa: "no tengo cambio". Laura Hernández Muñoz

 

****** 

Que dolorosa Imagen Laura querida y que poemas tan estrujantes...¡ Un Tema Que No Ha Sido Atacado De Frente Y Menos Aún, Con La Responsabilidad Y El Compromiso Que Se Debiera...Tienes Razón: La Culpa...La Conciencia...Huyyyy--Cuando El Sol Sale, No Distingue Estatura ni Color De Piel. Dios Lo a, Dejado Para Que Alumbre A Todos, Sin Importar Quién Es"Sipirahui Isabel Cristina Murrieta

 SUBLIME CANTOR  HIJO DE LA CALLE
A pesar  de  la  adversidad  y  de  la soledad  CANTA…!Cuando los talentos son natos, afloran del corazón, no de la razón ni de lo que tienes...Video -- Vínculo  siguiente

Ernesto Kahan
SOY EL HIJO DE LA CALLE
SON OF THE STREET, I AM

---Crossing the slums of the great city-any one large city in any place of the world---

I met HIM. I WAS HIM. I AM HIM.

I am traveling.
am going back to the River,
to the source of the thorn of the weariness.
...I am going towards the uterus
that generated some day
the chance of my blood,
the artery that spilled
the happiness of my Life
and the tragedy to suffer it.
 
Translated by Ernesto Kakan 
Fragment
Jberolo (in spanish) 

 

Desde mi ambigua nacionalidad ,
desde el dolor de ser ajeno,
desde el descubrimiento de mis raíces
en un lejano día de regreso,
te agradezco el grito,
ciego en mi garganta.
potente en la tuya,
Hermano de dolores...
Carlos Anibal Arboleda Martines 
mayo 26, 2010 ,mayo, de Colonia ...Uruguay.

ASERRÍN, ASERRÁN...

(O LOS CHICOS DE LA CALLE)

"Sólo una infancia feliz puede formar a un hombre libre "

Aserrín, aserrán, 
piden pan, no les dan
piden queso, les dan hueso,
(piden beso...)
Pasos extraviados
por calles y andenes 
lágrimas partidas
habitan en ojos de ceniza,
sin refugio, sin regazo...
los nudos de sus días 
se desatan en el desamparo
sus espaldas de ébano
las costras de sus rodillas,
son piedras para sus cuerpos amargos.
 
Sobre bolsas de basura y trapos
duermen sin rito nidal
un sueño sin sueños
asilados por la música
de un violín de lata.
Por los corredores de la sociedad
y su indiferencia usurera
la mirada de los chicos de la calle
están insosteniblemente abiertos
a contramano de Dios...
Aserrín, aserrán,
piden pan, no les dan,

(piden beso...)

Marita Ragozza De Mandrini

INVISIBLE
Los hijos de nadie
Cristina Oliveira Chávez
© Copyright All Right Reserved

Yo soy la imagen del hambre
abandono y soledad
de la sociedad calambre
invisible a su piedad.
 
 
 
El amor yo desconozco
no me toma de la mano,
solo maltrato conozco
de aquel que se dice hermano.
 
Soledad, frío y tristeza
son el pan de mi amargura,
es terrible la pobreza
la muerte tengo segura.
 
Yo soy el ser invisible
que pasa siempre a tu lado
para ti soy imposible
no me ves por tu costado.
 
¡Padre! ¿Dónde está tu Edén?
para pobres y sufridos,
porque aquí no habrá ni quién
pueda escuchar mis gemidos...

Cristina Oliveira Chávez
© Copyright All Right Reserverd ©

 


Susana Roberts.

Hijo de pies desnudos
en la noche y la intemperie
escasos de arrullo
de ninguna estirpe
entre las muecas vacías
de la basura entre las latas
pequeño diluvio 
su sangre se muere de frio
y hasta el cielo tan helado
se arruga de pena.

S.Roberts.

Desgarradoramente hermosas palabras que han volcado sobre este tema de tan tristemente larguísima data. Me animo a compartir con ustedes un fragmento de mi paralelo drama, en el que pinto los sentimientos que como a todos ustedes tanto me lastiman.

 

María Rosa Rzepka
Ay, de quienes siquiera
un nombre los espera
cuando llegan sin rumbo.
Que suspiros profundos 
desleirán por el mundo
para aliviar sus penas.
...
Son quienes se alimentan
con lo poco que queda.
Están de más, escuchan
sólo palabras necias.
Son mañanas con niebla.
Las siluetas resultan
opacas, desleídas,
anónimas, ajenas.
Ay, de quienes la infancia
simboliza la espera
de un mañana sin hambre,
del aliento amoroso
que anima y no refriega
de talentos la ausencia.
...
Ay, de quienes son padres
porque el óvulo estaba 
cuando llegó la esperma.
Confundidos reciben 
esos hijos que llegan.
En una sola imagen
son boca y son ombligo.
Aprenden a los tumbos
como zafar los días.
Caminar entre trastos,
desafiar la vigilia
si el alcohol forma parte
de la nueva familia...

Arminda Amalia Ciucio

Lo que ocurre con los Niños En La Calle, realmente nos debe doler y preocupar mucho.-- con sus caritas tristes y ajadas claman en silencio. Con solo ver ese aspecto, ultrajado. nos debe doler la vergüenza. Pasamos, los miramos y seguimos nuestro camino como si fuese natural que vivan así. Qué está ocurriendo a nuestros débiles sin voces...? Tenemos que detenernos a mirar con los ojos del alma a estos " niños en la calle" y velar por ellos con nuestras palabras hechas voces. "Ruego a Dios que nuestros poemas por estos" Niños En La Calle" sean leídos por aquellos que tienen la autoridad y el poder para reprimir con las leyes y con fuerzas a los desalmados de todo el mundo , aprovechadores del desamparo y la inocencia.. de nuestros niños del mundo , que bien podían ser ellos nuestros propios hijos, nietos....¡. será muy triste como poetas, que nuestros inspirados reclamos ; se los lleve el viento ... Arminda Amalia Ciucio. Miembro Fundador De Las Naciones Unidas De las Letras .
Delegada Honoraria Y Embajadora Del Foro De La Paz-Iflac En La Ciudad De Monte Caseros , Ctes.2011-2012.
Asesora Cultural Representante De Edit. "Pasión De Escritores" Bs. As.
Vicepresidente De Asociación Cultural Independiente Y De Escritores Sin Fronteras (Argentina , Brasil Y Uruguay).

"Que No Me Acostumbre A La Vida, Que Me Deje Sorprender Cada Mañana. Porque, Detrás De Cada Cosa, Está Tu Amor, Dios Mío".

CALLES VACIAS

Patty Dall

Qué será de esos niños
En esas calles vacías,
En sus ojos se ve,
Pasar esta vida.
Qué  será de esos niños
que algunos vienen
otros van
y  nadie mira.
Sus ojos no tienen lágrimas
Qué  será de esos niños
hjos de esta vida
que  despliegan sus alas
en estas calles vacías. `
¡Mirad hombres!
estos niños no juegan
piden comida,
son solo niños
de mi patria
de tu vida,
que la droga consume
sin piedad día a día.
Unamos las manos
con amor y alegría
para que no haya más niños
sufriendo de frío.
Que jueguen,
que estudien,
que sus derechos se cumplan
y no caminen por calles
vacías.

El Niño De Las Flores 
 
Un día vi los ojos de un niño de la calle,
que apretaba en sus manos, un ramillete en flor.
 
Era noche de invierno y el viento se ensañaba,
sacudiendo su cuerpo, que de frío tembló.
 
Se acercó hasta mi coche extendiendo su mano,
bajé la ventanilla y el niño me miró.
 
Eran sus ojos claros y su piel muy morena,
su gesto de tristeza me llenó de ansiedad.
 
¡Qué pena sentí entonces!
¡Qué angustia me embargaba!
 
Al ver su ropa escasa, lo mismo que su edad.
Y pensé en los ojitos alegres de otros chicos,
 
en sus pancitas llenas, sus rostros satisfechos
,
sus juguetes, sus ropas, y su felicidad.
 
Una honda congoja se apoderó de mi alma,
por el pequeño niño tan falto de piedad,
 
rebusqué en mi cartera una triste moneda,
pero no había ninguna y me sentí muy mal.
 
Me detuve. Al coche, coloqué las balizas,
sonriendo abrí la puerta y lo invité a subir.
 
Me miraba extrañado, ¡quién sabe qué pensaba!
Sus ojitos brillaban, no supo qué decir.
 
Pero era muy valiente y con un gesto altivo,
se trepó en el asiento y mudo quedó allí.
 
Lo llevé hasta mi casa, le regalé un abrigo,
serví un plato de pastas, y alegre se lo di.
 
Comía entusiasmado, no dijo una palabra...
estaba tan contento... ¡que feliz me sentí!
 
Ahora cuando salgo, no olvido las monedas,
algún hato de ropas, caramelos, revistas,
y busco aquel camino donde lo conocí.
 
Andrés, que así se llama, anda por las veredas,
con manojos de flores, en su mano gentil.
 
Cuando me ve, se acerca y me ofrece un ramito,
y le doy los tesoros que para él conseguí.
 
Sus ojitos alegres me colman de placeres,
y gozo su sonrisa, tan dulce y tan sutil.
 
Muy poco hemos hablado, pero nos conocemos.
Él dice que es mi amigo, ¡qué honor es para mí!
 
Mi niño de la calle, tú eres mi consuelo...
Desde que te he encontrado, ¡tengo por quién vivir!
 
Marga Mangione 

  

FOTOGRAFIAS Fuente de origen: Street Children. Their world. www.google.com

 

 Una realidad que llora en el diario acontecer. Hermanado abrazo extendido hacia todos Mary Acosta (Bs. As. - Argentina) 

 
 
HARAPOS DE ABANDONO

 

 Petrificado en el exilio de la noche, 
el gnomo de membranas hambrientas 
y heridas coaguladas por el látigo del sol, a la intemperie,
suplica silencioso por su huérfana inocencia sobre la lozana piel naciente 
desgarra sus sueños sobre el fango. 
Querubín a la espera del retorno, desnuca a la justicia 
tras el peso de una lágriDonema, 
gestada desde las entrañas de su orfandad.
Vestido con harapos de abandono, 
busca encontrar la esquina de su infancia, 
atravesando angustias con sabor a prepotencia 
que anule cicatrices, marchite lo imposible y destiña ausencias.
Metamorfosis de verbos, vigilan el "pienso" carcomido, 
fantasma encadenado al sordo murmullo de los días, 
que dañan crucifijos pintados de esperanza 
entre las tenazas abiertas y dolosas de un germinado desafío.

 

Con resignados pasos, 
cruza la frontera del destino al ritmo de los ciclos de la luna. 
Atento a sus treguas sin color, rescata las siglas de los sueños 
que suspendidas quedaron en el buzón del tiempo. 
En búsqueda de Dios, 
un par de sonrosadas mejillas sombrea la vida, 
en reclamo justo por el dorso edénico de su inocencia. 

 
Olvidados
 
en el seno de la calle
atravesando la noche
fría, el miedo y la penumbra
se encuentran ojitos
que susurran lágrimas.
El cartón no cubre
la vergüenza,
el suelo rígido.
Sin calzado,sin ropa,
casi sin vida
luchan por seguir.
se aferran a la vida,
Sin madre,
sin padre,
presentes o ausentes
igual no los tienen,
y sueñan con la ilusión
una vida que les permita ser
una vida que les permita ser fe,
una ida que les permita Aer esperanza.
noexigen más que dignidad
son niños merecen soñar
volar y amar

Rebeca Morales.
25/06/2020
Venezuela