tentacion.jpg

¿Vienes a Cenar?

 

¿Eres feliz? Preguntó Ella. La pregunta asomó de repente al balcón de sus ojos...hizo eco en su boca...la modularon sus labios...transformó el instante. -
 
-Lo soy...A mi manera...
-¿Qué quieres decir..."a mi manera"?
-No siempre se es feliz...hay que buscar serlo...crear la felicidad...por ejemplo...Tú...en este instante...me haces feliz, y...Tú... ¿Eres feliz?...
-Lo soy...tengo a mis hijos...
-Claro que si...los hijos son una gran razón para sentirse feliz..}
.
-Y Tú... ¿Tienes hijos?
-Si... ya son grandes... viven en el extranjero...los extraños mucho... 
-Se nota que eres muy cariñoso...deberías estar criando...
-¿Yo? ¿A mi edad...?
-¿Acaso cuántos años tienes?
-¿Cuántos crees que tengo?
-¿..cin...cuen...ta...?
¿Quieres hacerme sentir bien... ¿eh?...Noooo...muchos más. Nunca le dijo cuántos...
-Dime...inquirió Él... ¿Por qué tus preguntas?
- Curiosidad... es que te ves triste... te vi el otro día, caminabas por el sendero de piedra que conduce a la Ermita, ibas cabizbajo...te detuviste a contemplar los jardines, las flores...te agachaste a tocarlas...no arrancaste ninguna...creí que ibas a hacerlo, mirabas hacia la calle, largamente...y hacia el cielo...llegaste a una banca, una de esas al fondo del parque, bajo los pinos y te sentaste allí... quise acompañarte...
-¿De veras? ...Me hubiese gustado...
-Y... ¿ella? ...
-¿Mi esposa? ...¿la conoces?
-Si...claro que si...
-...Ella..trabaja...estudia...viaja...
- ¿Sabes algo?... no me gusta...digo...tu mujer...es muuuy... seria... parece ser de mal genio...y... no es nada bonita...para ti... queee...eres...muuuyy guapo...
 
Ella hablaba de la mujer que amaba...sabía que no era fácil clasificarla.... aunque...era cierto... aparentaba ser huraña, distante...pero ¿fea?...Bueno...lo era cuando hacía caras brujas a toda mujer...las mujeres le causaban alergia...todas querían quitarle a su hombre...lo amaba tanto, era su único amor...sabía que Él se hacía querer... que ninguna mujer se le resistía...por eso era como era... hosca...seca...tenía que asustarlas, correrlas, imponer su dominio desde el principio...>>
- Las apariencias engañan, ¿no crees? ... hablemos de otras cosas...la idea es... si soy... si somos felices...En este instante por ejemplo... ¡Soy feliz!
- Yo también... ¿Volverás a visitarme...?
- ¿Puedo?
 
- Claro que sí. Me gusta mucho tu manera de ser... ¡Ah!... prométeme ser Feliz...como ahora... ¿Si?
 
El no respondió...solo extrajo de su haber de alegría una sonrisa leve, rápida, sumisa...se detuvo un instante, era su costumbre, hacer una pausa antes de partir, para decir adiós... o hasta luego, con los ojos, para indagar con la mirada si dejaba algo memorable...algo que lo recordara. Ella... había regresado a lo que fuese que estuviese haciendo cuando vino a verla... Él llegó a la calle...se detuvo, regresó...
 
-¿Tú? Creí que te habías ido...
-No...Si...es que...bueno...olvidé decirte que...me encantó nuestra charla...buscaba la oportunidad de tenerla desde el primer dia, cuando te posesionaste de tu puesto...luego, nos vimos en la fiesta de Navidad...¿recuerdas? Fue...algo...especial...una sensación agradable...aún la siento...
 
- ¿Sabes una cosa? ...también me caíste bien...me pareciste...diferente...a otros hombres...- lo digo porque los conozco...los conozco bien...espero que no te moleste...
- Noooo...claro que no... ¿Por qué tendría que molestarme?...es tu vida... no te conozco de antes...
-Igual...pero...siento que debo contarte cosas...hablarte de mí...
-No tienes que hacerlo... ¡Ah!...me olvidaba... Le entregó un sobre...contenía un poema suyo...Ella se sonrió, con levedad...fue su risa como una breve nota de piano... solitaria...tocada a media noche-solo queda un eco taciturno. Abrió el sobre...extrajo el papel...leyó el poema...rápidamente...
 
. -Muy hermoso...gracias...lo colocó a su lado...
 
El poema...un capricho suyo... quería hacerla participe de sus sentimientos...le gustaban sus reacciones, tan variadas...tan suyas...y su mirada, y su rostro angelical...y su voz. Y... sus ojos... toda Ella le gustaba...Le enviaría otros poemas...
 
Pasaron unos días, llamadas, correos, poemas dedicados, visitas breves, preguntas... Se vieron una tarde de viernes...en un lugar apacible, escondido, escogido por ÉL...escapado de su mundo diario... Ella habló de su vida...sus ojos despedían candor, sinceridad, curiosidad.
 -¿Qué piensas?...le preguntó, apuntándole a los ojos...
-En tus pecas...tienes siete, a la vista...parecen estrellas metidas en huecos negros...cósmicos...dan ganas de perderse en ellos...
Ella sonrió...- En la sentía cercana...y distante...y cercana...
-Estaré sola este fin de semana...mis hijos...irán al campo, con sus abuelos... -Y... ¿Tú? ...¿Qué vas a hacer?
-No lo sé aún...talvez ...me quede en casa.....quiero estar sola...
-¿Y...tu esposo?
- ...No me interesa lo que haga...ojalá salga con sus amigos...pero no lo hará... ¡Qué aburrimiento!
- Acaso... ¿No...no...Hay...nada entre los dos... ¿Eso...?
- ¿Qué dices ?...¿Eso?...Noooo...Nada de...¡ Eso! ... Solo vive ahí...en la alcoba de huéspedes...me fastidia...no hace nada...!Nada!...ni por él mismo...no soy capaz de decirle que se vaya...está...sin trabajo...sin dinero...
- Pero... dijiste que eras feliz...
- Si. Lo soy... tengo a mis hijos...fui por ellos al Tesoro...a comienzos de año... estaban con él...se acomodó para venirse con nosotros...no pude negarme
-¿Qué piensas? ¿Por qué me miras así?
-Porque me gustas...me siguen gustando tus lunares, tus huecos negros... Tú...simplemente me gustas... ¡Tú... me gustas...!
-Y Tú a mí...- susurró ruborizada…con su sonrisa leve...enigmática, como rescatando recuerdos, maltratándolos con pesadumbres...
 
Él le rozó los dedos - delgados...largos, desnudos de alianzas...su porte...el de una colegiala...sus cabellos revueltos, sus labios naturales..."era pálida y rubia", como la novia de Musett-Ella, permitió que explorara con las yemas de sus dedos las diminutas cavidades de sus manos...El, sintió un profundo temblor... no era capilar, era de arteria agitada...<>...
Otro encuentro...en su oficina...horas de trabajo...interrumpido...pero sin afanes...
-Llevo varias noches desvelada...no puedo dormir últimamente...
-Ni yo...
Se cruzaron las consabidas preguntas-el silencio enredado en la incertidumbre de las respuestas...
-Quiero que veas unas fotografías...están en un CD... las encontré hoy...tiempo de no verlas- Y se adentró en el laberinto de archivos de su PC...abrió el que quería.
 
El, a su lado...quiso acomodar sus rizos dorados...Ella no estaba...fijaba su mirada las imágenes en la pantalla...metida en ellas...
 -Mira... mi casa...allá... en el Tesoro... ¿Te gusta?..
. -Me gusta mucho...He estado en el Tesoro...
Ella, suspiró...pasó la siguiente fotografía...y las siguientes...
 - Mira...mi hija...cumplía cinco años...tan linda...y ésta... es mi hijo...tan parecido a mí, ¿Verdad? Son hermosos...
 -Si...hermosos... ¡Como Tú! -...Mira... mi alcoba...
 
Yacía recostada, sobre un cobertor de retazos...y en otra, en la misma alcoba...vestía una bata de dormir, muy breve, de colores vivos, dejaba ver su cuerpo, delgado, firme...sensual...posaba sonriendo...como una novia al borde de su dicha de miel... El...imaginó el instante... De pronto apareció. ¡Su hombre! ; ÉL lo supo por las poses en esa imagen  y otras tantas que Ella pasaba, callada, pensativa--se notaba el amor entre ellos; en sus rostros llenos de luz; en las escenas domésticas; en las imágenes alegres de los asados; en las tomas de muchos momentos de muchas fiestas; en las miradas tiernas, naturales...y en las cruzadas de los tragos.
 Se adivinaban los paisajes soleados del Tesoro enmarcados por las cortinas de la alcoba<>; Así lo vio El...detenido en un alud de preguntas.
 -¿Tu esposo? -¡Ojalá lo hubiese sido...!...Nooo...solo un amigo...del Ayer...¿Te molesta...las fotografías?
 -No...Claro que no... -¿De veras?
 El-permaneció silencioso...la miró largamente...con una mirada triste...de perdedor...
- Te llamaré...no te distraigo más...
 
 Salió a la calle... Llegó a su casa.... perdido en un territorio desconocido... Había un mensaje en el contestador... Era Ella...
.- ¿Me llamas...?...Lo hizo.
-¿Llegaste bien? ¿Cómo estás? ¿Estás molesto?
- No... ¡Claro que no! ¿Por qué tendría que estarlo?
-¡Qué bueno!... ¿Nos vemos de nuevo... ¿Si? Dime que Si...
-Si...claro que Si... La llamó unos días después...Concretaron verse.
-Gracias por haber venido...te necesitaba...me encanta verte...me haces feliz... ¿Cómo estás?...
-Feliz de verte...Luces muy bella... ¿Qué hacemos? ¿Vamos al cinema? ¿A tomar un refresco? ¿A caminar... por ahí...?
-¡Qué pena contigo!... Pero...No...Será en otra ocasión... ¿Sabes una cosa? Voy de compras...con mi esposo... me acompañará a hacer diligencias... ¡Ah...! te cuento... consiguió trabajo...al fin...todo va a cambiar...
 Él...Estupefacto...No acertó a responderle...
Ella, estampando un beso en su mejilla: "Llámame...más tarde... Voy a preparar algo delicioso...Sé que te gustará... ¿Vienes a cenar?    

Ahhh el amor, la sensualidad, la infidelidad, el embrujo de unos ojos, el agradable hechizo de una buena compañía, el manjar, las velas, las copas, la falda entreabierta, perfecto para una cena inolvidable para una rápida segunda invitación.
Sería perfecto plasmarla en un cortometraje. Intentaré con unas jóvenes actrices cántabras si tienen tiempo, Veré que puedo hacer Sr. Berolo, tendrá noticias mías.
Un abrazo grande y gracias por la invitación. Mariluz Diez

ESCONDIDO.jpg

A luz do luar
 
A luz da lua clareando
o quarto sombrio,
fragrâncias de flores
transpassam as janelas
e a brisa da noite
embala as cortinas pálidas.
 
Na solidão da cama,
nua entre os lençóis de seda,
cheia de desejos, ela adormece.
Em sonhos enamorados
na espera de um anjo
sem temor ao pecado
a entrega ao prazer.
 
Dois corpos envoltos
no mais puro desejo
de almas entrelaçadas
na essência do amor.
Carlisa Schmidt
 
 soñar con el amor.
 
 
A la luz de la luna
 
La luz de la luna iluminando
la habitación sombría,
fragancia de las flores
perforar las ventanas
y la brisa de la noche
acunando las cortinas pálidas.
 
En la soledad de la cama,
desnuda entre sábanas de seda,
lleno de deseos, se queda dormida.
En los sueños enamorados
a la espera de un ángel
sin temor al pecado
el placer de entrega
 
Dos cuerpos envueltos
en el deseo más puro
almas entrelazadas
la esencia del amor.
Carlisa Schmidt


TODO TITULO SUBRAYADO ES VÍNCULO A LA PÁGINA CORRESPONDIENTE

 Los Derechos de Autor de todos y cada uno de los autores publicados en este portal están protegidos por estatutos y registros editoriales internacionales. ©®


 

FUEGO.jpg


Y Él fué a cenar..
 
Ella abrió la puerta...
-¡Por fin llegaste...!
-¿Me demoré mucho?...
-Si...estaba ansiosa... sabía que vendrías...
Ya estaba adentro...ante su mundo... Ella se lo presentaba...sin palabras...escudriñando sus gestos...sus ojos, un caudal de requiebros...
- Y... ¿Tus hijos...tuuu...esposo?
- ...Salieron...al parque... irán a un cinema...
- ¡Ah...! olvidaba...-Para ti...
- No puede ser... ¡es mi vino favorito! Se sintió leve... ¡Feliz!... los cosquilleos de la dicha corrían por los caminos de su piel. Ella...sonreía...
- Ven...acomódate aquí... Conducían sus ojos ...salieron al jardín ... Le señaló un mullido diván... en un rincón a media luz, al amparo de la marquesina cubierta de cuadros de cristal oscurecido sostenidos por marcos de maderas descubiertas...Colgaban de los travesaños materas finas, parcializadas, sembradas con geranios, helechos, orquídeas... despedían aromas deleitantes; unas cuantas esteras sueltas cubrían los adoquines rojo oscuro del piso; aquí y allá, mesitas de té en escalera, una de centro, cristal sobre piedra... y cerámicas, y cuadros indefinidos que colgaban de los muros de ladrillo rojo--resaltaba la transparencia de los laterales de vidrio-- y esparcidas, saltaban a la vista , Vogue, Cosmos, Fucsia, Soho...Mademoiselle -de algún lugar oculto llegaba un ritmo suave de bolero...afuera, en el jardín, bajo las buganvilias trepadas al azar de las rejas y del viento, ardían en sus pebeteros alzados al borde de tortuosos caminitos de piedra, las temblorosas alas luminosas de las velas...
- Quieres destapar nuestra botella de vino?...
- Por ti... - Por ti... Ella bebió de su copa- sus labios formaron un círculo de gusto, cercó con ellos el borde de la copa...erguida como una estatua olímpica al pie de la mesa de centro...sus ojos fijos...en un arcano...

-El... escanció de la suya, lentamente...queriendo hacerlo de la fuente de sus labios...
- ¿En qué piensas?...- susurró...mientras que en un breve incline de su talle, colocaba su copa vacía sobre la bruñida superficie de la mesa de centro.


UNILETRAS/RESHOES.gif

Él La vio retratada en el cristal de la mesa... toda ella en invertido reflejo volandero, prolongada a los cristales del cielo raso de la marquesina...su blusa rosada...su cuello  largo, de cisne...el collar de perlas rendido sobre la porcelana de su piel..la tenue curvatura de sus senos, la insinuante frontera de sus  cimas... su minifalda..sus medias negras...sus botas media caña....sus zapatillas rojas,..Ella...sonreía...Su cabello rubio, como en fuego, agitados por una brisa tenue... sin origen, parecían arder en la magia del ambiente., ,y Él pensó...   en... lo...suave, y abrigado de su ambiente...tan... ¡ELLA!...
 
A  lo lejos  se alzaban las colinas del Remanso...el Oriente de la ciudad colindaba con las nubes...oscurecía..ELLA  lo miraba.. mientras acomodaba los cojines del diván-luego...se acunó, infantil  postura, entre sus blanduras...¿ Te gusta tanto? ÉL - - Encantador...como todo lo tuyo... Ella...sonreía...lo miraba... algo más lejano la ausentaba...
- ¿Sabes una cosa ?...Vamos a cenar fuera...pude preparar una cena...deliciosa...pero... hubiese turbado el momento...éste... ¿No crees? ...Claro... que si...es más...prefiero verte así...dedicada... a... ¡Ser Feliz...!- ...Como tú... a mí... ¿Verdad? Alcanzó y levantó hacia Él su copa... Se la llenó... y la propia... y bebieron... gota a gota... mirándose a los ojos... -Espérame un segundo...voy por un abrigo... Él  pensó en Azul...en Ella... en la cena....

Los invitados a cenar tienen la palabra.. SU OPINIÓN CUENTA..siga leyendo

¿ Y fueron tantas las tardes como esa !.....


La casa, el rincón,
el suspiro aquel de cosa grata,
el hueco en la almohada,
la huella en un cerezo,
el cuarto deshecho...
¡ Ella y Yo !
Todo está revuelto en  
tibio nido de palideces rubias --
sus largas medias negras serpentean lejanías...
el sostén erguido antes de la brega...
colgado yace mustio en un descuido....
¡ Su ausencia me estremece! 
 
}!Los cobertores caídos
¡ corren hacia el cielo ! 
forman nidos blandos
para sus pies desnudos
-- sin sus tacones altos...
..de Amor y Fantasía... 

 
  



Conspira embrujos
el rostro de la luna;
el caprichoso antojo
de la piel en llamas
forja sueños largos;
la brevedad sedosa de su calzón bordado,
habita sola--
los dedos tejen engranajes
nuevos en el paisaje azul.

El corazón alado
susurra cosas leves
al horizonte abierto
de sus colinas mudas...

¡Las colma el éxtasis de alcanzar la cima! .

¡ Ella y Yo ¡

Albor eterno aquel 
de vino y fantasía.
Todo está disperso
en el dulce abandono de aquella tarde
tan suya, tan mía, tan de los dos,
¡ tan de una sola cosa toda!

Los invitados a Cenar tienen la palabra
 
 
Ya que todos opinan... ¿Qué tal si cada uno coloca un mensaje con parecería pueda ser y te reservas el tuyo que seguramente ya lo tenés y vemos qué es lo que en el fondo quiere la gente como termine ...qué final le daría cada uno-- Besosss y segui manteniéndonos a todos hasta el final en la enigma. María Elena Sancho.
 
 
Y Él fue a cenar...No mataste el cuento, estás creando un cuento colectivo, cada uno de nosotros está recuperando cenas, aceptaciones o huidas... y recrea tu relato. Un abrazo Elías Galati
.Me parece que mi opinión no influenció para nada la trama del cuento, tú lo tienes estructurado desde el principio, todos hemos opinado algo al respecto y no creo que eres tú el prototipo de escritor de telenovelas que de acuerdo al "rating" va cambiando la historia, es simple, es un cuento que genera pasiones no sólo adentro del cuento si no alrededor de él, es una victoria literaria desde cualquier punto que se vea, lo que no debe ocurrir es que se vuelva más importante la forma que el fondo, no permitas que la riqueza de tu cuento se vea opacada por lo que se desató alrededor- Oh! ..El suspenso...Por favor...no como telenovela...en lo mejor del cuento se acaba. No nos dejen así... -- van a llegar sus hijos. Su esposo... o se van a encontrar en el cine... o alguien los descubre...! Todo puede pasar...!Está interesantísima! --Andrea Herrera B.
 
No se puede matar una obra. Creo que Él tenía que ir a cenar...en Ella radica la esencia misma de su amor por el Amor... lo tiene de frente...no puede negarse el exquisito placer que brinda lo desconocido...no creo que busque una aventura casual. Ni Ella... los une la sensibilidad de sus corazones felices...porque lo son....pero como todo humano, carente de algo que sea íntimo, nuevo, leve., romántico-- no son los placeres de la carne los motivadores del amor verdadero sino los más elevados del ser interior cuando es fiel a sus sentimientos. 
 
Yo simplemente pienso y analizo desde la lectora que hay en mí. Creo que la peor de las críticas proviene de los pares de la profesión, yo pertenezco a un mundo en el que se lee y simple y sencillamente te gusta o no te gusta. Dicho en otras palabras me identifico o no, es así de simple y hermoso. Honestamente no creo que se pueda "matar" una creación, sea cual fuere, una vez que llegó a nuestro poder es inmortal, vivirá en tantas y tan diferentes personas, que sólo puede ser una cárcel comercial, pero cada uno de nosotros la revivirá cuando hagamos su relectura. No somos lo que la gente quiere que seamos, somos lo que podemos ser, únicos y pensantes. Nosotros decidimos con su pro y su contra. El material de crítica que me adjuntaste me pareció irrespetuoso, me dejó la duda si el criticado sos vos, tu obra o el relato. Ni claro, ni conciso. Ma. Cecilia_ 
 
 Toda historia tiene un fondo de realidad y ésta del cuento no es ajena ( o me equivoco?)--El análisis hasta la pregunta o final de cuento ( primera versión la llamo ) ¿vienes a cenar?, hasta allí , lograste captar el interés del lector, lo atrapaste, y delineaste dos campos claros el del Escritor y el del lector , se establecieron fronteras seguras--Una bonita y sentida historia de verdad tu cuento, que destila lo poético del personaje, recrea un ambiente marcado por el aura de una ilusión, de un sueño, de un amor soñado, de una búsqueda y un encuentro esquivo ( ya me lo decía Calume a Mí ) ; el atreverse a abrir esa habitación con ansias de encontrar un recinto lleno de cosas que alimente el diario vivir, pero en el profundo del "Ser" (del escritor) existe el temor de despertar del sueño, de utilizar el interlocutor para decir lo que queremos oír y no nos atrevemos a escuchar cuando sale de nosotros mismos .  JDTu cuento no es un cuento cualquiera, no es un cuento por el cuento, es el sentir de un pensar, de algo vivido, algo soñado, es una gota que resbala por la pared de la vida misma. Por eso me gusta tanto y me gusta cuando lo dejas ¿vienes a cenar ?... Hasta allí alimentas tu espíritu sin pedir permiso alguno; pero para mí... matas el cuento cuando pides permiso, concepto, opinión al lector y "satisfaces al lector ", te negaste a ti mismo tu propia opinión y determinación, te dio miedo mirar el final de la página y cerraste el libro, te escondiste a ti mismo para no meditar, pero el libro continua hablando. Dime una cosa, Creo, que hasta antes de recibir opiniones el cuento finalizaba... ¿vienes a cenar? ...es cierto o no? Luego continuaste para satisfacer al lector y caíste en la trampa del lector, te dejaste atrapar por el lector cuando tú como Escritor sabes que la relación es inversa, el Escritor debe atrapar al lector.+
 

+}La continuación del cuento después del interrogante ¿vienes a cenar? es una belleza, no hay duda, bien escrito, bien redactado, bien poético, buena ambientación... pero es una puñalada a la versión inicial. Si me hubieras mostrado el cuento HOY ( abril 2 ) completo hasta ..." voy por un abrigo" ... quizás hubiese doblado la hoja sin comentario y empezaría a leer el periódico .

Cuando conocí la primera versión quise madurar la idea de opinar y cuando voy a escribirte la opinión encuentro la segunda parte...Qué pena...el escritor se dejó atrapar por el comentario, se dejó amarrar... sobre todo de la opinión de ANDREA HERRERA-- "oh!... el suspenso...por favor...no como telenovelas...en lo mejor del cuento se acaba...No nos dejen así (...)

Te felicito ...Si alguien como Ella... un día me invitara a cenar ... no sabría que hacer.; Libardo Campos Poeta. Docente. Miembro Fundador del Grupo Literario Bajo el Puente...Montería. Córdoba, Colombia.

--Cada escritor es dueño de su ficción, sin embargo, hay que tener cuidado cuando se invita a cenar sin saber quién llegará...--. Billy Wilder dijo: "El lector siempre prefiere la acción que la demora, a menos que se trate de un cuerpo desnudo". Monterrosa por su parte: "No reveles de antemano algo que tienes que esconder, pero revélalo a tiempo". Con cariño. Laura Hernández Muñoz

 



Las metáforas son terrenales y celestiales. El vino, que simboliza la entrega de la sangre del Redentor, el jardín, símbolo del Paraíso. La cena, símbolo de la comunión entre los seres. Escribí hace tiempo--Y creo que si se puede publicar-- un verso que se publicó varias veces que dice:La continuación del cuento después del interrogante ¿vienes a cenar? es una belleza, no hay duda, bien escrito, bien redactado, bien poético, buena ambientación... pero es una puñalada a la versión inicial. Si me hubieras mostrado el cuento HOY ( abril 2 ) completo hasta ..." voy por un abrigo" ... quizás hubiese doblado la hoja sin comentario y empezaría a leer el periódico .

Cuando conocí la primera versión quise madurar la idea de opinar y cuando voy a escribirte la opinión encuentro la segunda parte...Qué pena...el escritor se dejó atrapar por el comentario, se dejó amarrar... sobre todo de la opinión de ANDREA HERRERA-- "oh!... el suspenso...por favor...no como telenovelas...en lo mejor del cuento se acaba...No nos dejen así (...)


Te felicito ...Si alguien como Ella... un día me invitara a cenar ... no sabría que hacer.; Libardo Campos Poeta. Docente. Miembro Fundador del Grupo Literario Bajo el Puente...Montería. Córdoba, Colombia.


--Cada escritor es dueño de su ficción, sin embargo, hay que tener cuidado cuando se invita a cenar sin saber quién llegará...--. Billy Wilder dijo: "El lector siempre prefiere la acción que la demora, a menos que se trate de un cuerpo desnudo". Monterrosa por su parte: "No reveles de antemano algo que tienes que esconder, pero revélalo a tiempo". Con cariño. Laura Hernández Muñoz

Las metáforas son terrenales y celestiales. El vino, que simboliza la entrega de la sangre del Redentor, el jardín, símbolo del Paraíso. La cena, símbolo de la comunión entre los seres. Escribí hace tiempo--Y creo que si se puede publicar-- un verso que se publicó varias veces que dice:
"...penetré tus entrañas
Mística comunión entregada
Como un héroe espartano
Ama a su diosa encarnada". Elías Galati

¿Quién no sueña con alguien que llegue de esa manera y bajo esas circunstancias?-- Creo que muchas personas necesitan ese momento de amor, para retenerlo sólo como patrimonio de nuestros secretos. Amar en la libertad que nos da la ocasión, algo difícil de realizar, pero digno de ser vivido, algún día... María Cecilia Centurión.
 
Un Malpensante piensa o insinúa con su opinión en esta columna... que Ella, es una vulgar vividora posiblemente prepagada... Puede ser la(s) que él frecuenta...y que usen un imperdible para defenderse del sátiro--- .Vienes a Cenar. Y Él Fue... es una historia de Amor..., nacida de la necesidad que tienen muchos seres de encontrar un amor verdadero. Aunque los personajes van hacia un destino impredecible, lo hacen por caminos románticos, y hasta cierto punto platónico... Ella...la mujer que nos presenta el autor de este precioso cuento es un ser definitivamente encantador, aunque no sepa qué es lo que verdaderamente quiere...solo busca respuestas... a su manera. Cabriola Guzmán Arce. Ciudad de México
 
Ella llegó con su falda azul-verde de rayas amarillas y marrones a la cual un imperdible enorme cerraba en su vuelo de atuendo escocés. Nunca me atrevía con ese imperdible que me recordaba los pañales de los niños de pecho y los puñales venecianos o florentinos.---Ese imperdible enorme me daba miedo mientras ella se quitaba la falda y... entraba a jugar el papel de la seducción..."Juan Dager.