Membresia Generación 2020 2021Manuel Guillermo lópez VillabónSusana Segovia BustamanteDia Mundial del Medio AmbienteDIA INTL. DEL MEDIO AMBIENTE, ANTOLOGIAMujer Palabra y PoesíaMujer Palabra y Poesia Antologia BoyacenseAlicia Bernal de MondragónBeatriz PinzónNelly Sol Gómez de OcampoElba Rosa CamargoMaría Rosa Cifuentes de López (Maram)Alba Martínez Pérez RiañoAura Inés Baron de AlbaCecilia Jiménez de Suárez (Adeizaga)Betulia Carrero de PinzónAna Beatriz Bonilla SepúlvedaLuis Alfonso Espinosa MorenoCenén Porras VillateJavier Hernández SalazarPoetas de BaigorrreaCarmen del Rosario Gómez CascoMiriam BurbanoMaria Beatriz BolsiClara Salas Pardo Figueroa*Mayra Alejandra Vianchá SanabriaRubén Darío Segura PáezLuz Mery Herrera MuñozHelida TellezCIRCULO DE EMBAJADORES DE LA PAZElza MocciaAriel LombanaIvan David Brieva MaldonadoLucio Moreno MorenoVarda BregerVirginia María AmadoGeorgina Cuartas Cadavid (Coral Rojo)María Alejandra ToriginoMabel PadillaAlejandra EtcheverryAndrés Bolívar López Astudillo.Fernando Rohn BautistaNelly V. B. Forni de MarinaEmundo Torrejón JuradoJorge Dávila VasquezOscar Galvis BeltránRobin Germán Prieto OrtizLuis Manuel Fontalvo SánchezClara Inés González BeltránMartha Hilda Velandia GonzálezRodolfo Attilio GriffaZbigniew Roth PoznaGerman Alberto Garcia Santana*Patricia Elena VilaCarlos Alberto de la Cruz SuárezBrayner Abrahan Gómez BaezValentina Manzano GomezStacattoMiguel MontenegroEunate GoikoetxeaNélida Miriam RobledoMaría Jenny CabreraMoni MunillaAmanda PatarcaGladys Graciela CarrizoMaria MistriotiLibia CarciofettQueen SarkarManuel Antonio González HenriquezMary GuzmánRosario Isabel Díaz RamírezJuan Sebastian SendoyaJorge Davila VásquezYolanda María Jorge BesteiroAriel Lombana Kerzhakov,Adriana Graciela BalocchiCecilia Jiménez de SuárezYolanda Cumaná AñazcoGloria Elena Gutiérrez Ortiz E (Guti)Naira Alexsandra Martínez AnzolaCUMBRE MUNDIAL DE NIÑOS, JOVENES LIDERES EMPRENDEDORES POR LA PAZShahid Abbas

TODO TITULO SUBRAYADO ES VÍNCULO A LA PÁGINA CORRESPONDIENTE

Ariel Lombana (

UNILETRAS/ARIEL.jpg


Ariel Lombana Kerzhakov   (Staccato)
 
Bienvenido  a la Paz para nuestro tiempo y el tiempo de nuestros hijos y los hijos de sus hijos  a través del cultivo de las Bellas Artes en los jardines de su mente y sus corazones  

Cuando leí por primera vez los poemas de Ariel Lombana, me sedujo su gravedad. En su debut, Staccato toca muchos temas desafiantes: la guerra, la muerte, la fe, la duda... Sus poemas están llenos de ansiedad y su sentido se esconde en numerosas metáforas. A veces su poesía es onírica, que recuerda una pesadilla de la que el poeta no puede despertar. Es un debut muy interesante que obliga a los lectores a contemplar el significado de su existencia. "No soy lo que llamarías poeta, pero suspiro y escribo", escribe Ariel sobre sí mismo en el poema "Control Z". Para mí esto es falsa modestia. Ariel es un poeta, uno que es joven y de interminable búsqueda.Aleksandra Wrona -  Gdańsk, Polonia.

NEWLOGO.jpg

UNILETRAS/AGUAS.jpg

AGUAS DE SATURNO

Poemario escrito por un simple mortal Ariel Lombana  Kerzhakov, dice  de su obra   :" Mi poesía encarna entonces, las convicciones más íntimas e inexpresables no para crear una  nueva forma de decir las  cosas como ocurre con la neolengua que considero un terrible mal hegemonico de eufemismos y manipulación;  lo que busco  es, derribar el significado absoluto de las palabras y ponerlas en cuestión, deconstruírlas completamente para reducir  al mínimo la variedad de   palabras,  y que las que se digan  se conviertan en legítimo cuestionamiento y exigencia  de garantías a mi existir" . "En cada verso descargo el apetito existencial, humanista y social que me asalta durante el insomnio". 

Alerta al llamado de la juventud actual  que espera ser escuchada  y comprendida, acudo con entusiasmo al  viaje que nos  propone Ariel   por su mundo de "revolucionario "de carne y "verso" que se "resiste a acostumbrarse a las contradicciones del día a día, "a ver la fruta desbordarse en las vitrinas mientras a la gente  se la lleva una úlcera, a que "siendo iguales al nacer algunos lo tengan  todo y los demás nada, y "a que ante la distopía actual, cualquier solución sea utópica."

Leyéndo a Ariel  siento la necesidad inaplazable que  tenemos nosotros "  los poetas de otros tiempos" ,  de  comprender que no basta con comunicarnos con dispositivos electrónicos, celulares y móviles  y muy pronto  a través  de chips insertados en nuestro  cuerpo,  sino de comprender que las necesidades de la juventud  son mucho más hondas y más complejas que lo que cabe en mensaje electrónico. Tenemos  la obligación de acercarnos mucho más  a la fuente del saber de quienes demandan más atención a sus inquietudes, no con palabras muchas sino con verdadero interés en sus propuestas. Joseph Berolo 

Ejemplares disponibles en la Editorial Ave Viajera o  directamente de su autor, email: Usoaro@hotmail.com

: "Descubrí como las aves nacen de las nubes
y el eco fecunda la apacheta
mirando el alba en un puente de Mallama.
Soy gota de brisa que vuelve al vientre de tus cielos
Entre arrullos mu-ikala
quiero , madre, volver el cauce del Guabo
para soñar nuevamente dentro de ti
verlo todo, serlo todo
desde tu regazo y llorar tan fuerte
que te haga despertar."

Resistencia/Levantado o caído en armas/solía escuchar de viejos triunfos/ ¿olvidar cómo? Las noches sin descanso/Cultivando el paso juvenil con canas lastimada/De tanto agitar el puño/De mucho romper la voz sedienta/Arriba se construye la guerra/y se sufre en masa desde abajo/¿acaso volaron antes las balas que los sueños?/A nado de oprimidos/Hemos recorrido la mitad del mundo/Somos la resistencia/ El brillo de la hoz y la pluma /que une al pueblo contra la explotación/marchamos juntos/toda nuestra lucha es una roja poesía/Promesa en el exilio cartesiano/Unidos no nos queda otro final/que dicho en puntos suspensivos...

Víctimas comunes
Huía dando tumbos
desprovisto de razón y voluntad
más tarde en los caprichos del karma
jugaba al patriota y al esclavo.
La sed de Rómulo en un desierto lácteo y sin nombre
aquella afinidad con la guerra
al cisma subastado
que viola las bisagras de no descifrar el cerrojo.
El arte de vivir a contratiempo
de perderse en un aljibe y conservar los ojos
recordando si fue ese o aquel
el vacío justo en la partitura
o qué anécdotas se nos cruzaron a mitad de invierno
durante y antes del eclipse
como lluvia sepultada entre cangrejos
con afilado llanto cada abrazo
y de roja niebla la costumbre
preparó mil sueños a capela
y los dormía tan bien, como también huía.


Una idea de libertad
Suspendido entre aromas ardía el alba en la mantequilla
se le unieron las mañanas futuras y olvidadas
para comerle desde adentro
con un hambre umbilical, nostálgico
exclusivo de ideas pesadillescas
que suplican nacer y escapar.
Aquello retratado en la ventana
es la mirada del todo a un insecto
hinchado con dudas, pegado a sus muros corporales
en sí mismo deshabitado
posiblemente tan amargo como vivo.
Cuánta histeria por extinguir el yo hacía lo demás
abrir la piel ya detonada
tirando de la cremallera que le aísla de otros mundos conscientes
hasta fundirse en un plural absoluto
en ese éxtasis primario de inapariencias
sincronizado únicamente con la música y la infinidad.

 


La Marcha del Progreso

De pie van los vasallos
y aborrecen ya la historia
tan lejos como cubre el cielo
estremece el grito si es acompañado.
Unísona tormenta
Crujen pupilas ardientes
en un denso bosque de dorsos maltratados.
Que el hambre solo exista en un viejo diccionario
Sea sinónimo de vergüenza y despotismo
alguna vez regentes
¿Por qué contener el aliento?
Si me hace cómplice de la monotonía.
Parvada que asedia el demagogo
hasta que una dulce lágrima.
se sume a otra
y advierta la clase del progreso

En Puerto Resistencia
 
Despunta una wiphala germinando el oriente.
En cada color, en cada paso
Las calles se cruzan con la desnudez del mundo.
Todo se acentúa en el aire
ebrio de esquina a esquina con panela
Y en aquellas grietas lunares
Vi familias parir su techo
la vida atracar en los muelles
y la muerte en un CAI de policía.
Las horas pasan agotadas
casi marchitas tras la niebla
Sangrando el alba
pixelado a su regreso.
De la dignidad inmarcesible
El hogar que nos habita
y nadie olvida.